viernes, 27 de febrero de 2009

“La novia puesta al desnudo por sus solteros, incluso" y "Etant Donnés".

La novia puesta al desnudo por sus solteros, incluso

óleo sobre vidrio,
2,70 x 1,70 cms.

También llamada "El Gran Vidrio" esta es una de las obras clave de Marcel Duchamp. Comienza su creación en el año 1915 y el año 1923 ya declara "definitivamente inacabada" dejando inconclusa una obra que aún cautiva y motiva a ser leeída y releeída. Para la comprensión de esta enigmática obra Duchamp creó "La Caja Verde" en donde reproduce las notas que realizó para el trabajo del Gran Vidrio. Con este manual instructivo Duchamp pretende que comprendamos de alguna manera su Gran Vidrio. Con la creación de esta obra el artista apunta a nuestra "materia gris" alejándose totalmente del "arte retiniano" al cual habíamos estado acostumbrados, es una obra para pensar y no tan sólo para observar.

La obra se divide en dos partes: La parte superior corresponde a “La Novia y la vía láctea”, la novia se encuentra desnuda en espera de sus novios. En parte inferior se encuentran los solteros: son nueve hombres de uniforme, nueve hombres que realizan oficios mecánicos donde no requieren pensar (sacerdote, repartidor, policía...). El trabajo de los nueve novios es análogo a la actividad mecánica de la masturbación. La novia espera deseando que la posean, así secreta por combustión una sustancia “automovilina –denominada así por Duchamp- o gasolina de amor que remite al deseo de una novia en su noche de bodas. Los solteros miran a la novia desnuda y sin poseerla se masturban, esta masturbación es representada por medio del molino de chocolate, dicho molino es movido por agua invisible. El Gran vidrio representa la disociación de la mente y el cuerpo; una división del cuerpo humano entre la parte superior mente, virgen, novia y la inferior, carne, cuerpo, hombre, masturbación. Dentro de la obra Duchamp propone un mecanismo complejo, cada parte recibe su nombre y cada acción tiene su re-acción. Finalmente la escena representa a una novia que queda deseando ser poseída, a los solteros que no tienen más remedio que masturbarse admirando a la novia, no se consuma nada, no hay posibilidad de encuentro. Ella será eternamente admirada, y ellos estarán eternamente admirándola.




Etant Donnés

1946-66.


Etant Donnés la última obra de Duchamp, surge como una materialización figurativa del Gran vidrio, en él convergen los elementos que Duchamp teorizó en esta primera obra. Consiste en una puerta con dos orificios que se sitúa en una salita oscura, donde los orificios delimitan lo que podemos mirar y dirigen nuestra vista a lo que Duchamp quiere que veamos. Al mirar por los orificios nos encontramos con una joven mujer desnuda que carece de vello púbico y sostiene una lámpara de gas en su mano. Esta mujer esta tendida sobre un colchón de ramas secas. Al fondo hay un paisaje con una cascada que se relaciona con esa agua invisible que mueve el molino de chocolate de los solteros del Gran Vidrio. Etant Donnés y El Gran vidrio parecieran simular el mismo tema. Nuevamente volvemos a encontrarnos con la novia desnuda que poco más de 20 años antes Duchamp había creado. La lámpara se relaciona con la combustión que emite la novia del Gran vidrio. La posición con que está dispuesta la figura de la mujer/niña también nos recuerda a lo que nos imaginamos como primera figuración en “La novia puesta al desnudo por sus solteros, incluso”. Duchamp no deja ninguna instrucción sobre Etant Donnés, pues servirá de instructivo “La caja verde”.

Si lo pensamos un poco, podemos conjeturar que la puerta de Etant Donnés cumple la misma función divisoria que la separación que tiene el Gran vidrio. Por lado ya tenemos a la novia desnuda esperando ser poseída por sus novios, pero ahora nos hacen falta los novios para completar esta “versión figurativa” del Gran vidrio. Entonces ¿quiénes son los novios de esta mujer deseante? son todos aquellos que ven a través de la puerta o quién observa a la mujer. La obra se completa esta vez, tan sólo gracias a la presencia del espectador, que se sitúan en la salita oscura, propicia para la masturbación y tan sólo pueden admirar a la mujer desnuda. Tan sólo podemos desearla y admirar su desnudez. Nuevamente se repite la misma historia que en el Gran vidrio: la consumación imposible, solamente es posible desear y ser deseada en el caso de la novia; Una vez más estará esperando que la posean.




4 comentarios:

Anónimo dijo...

sos un geni@!!!

Anónimo dijo...

GENIA!!!!!!!Ayer tras deleitarme en tu blog con riquísimas artes me expresé en forma genérica sin mirar quien eres...me gusta universalizar con @ y que gente como tu consuma y divulgue lo que veo por tu espacio

Pilar Paraud Pereira dijo...

Felicitaciones ! Muy bien explicado todo y super completo. Gracias ! :)

Cupertina abara arce dijo...

Perfecto, todo muy claro. Se agradece.